Causas de un infarto

Un ataque al corazón ocurre cuando de repente una sección del flujo de sangre oxigenada en el músculo cardíaco se bloquea y el corazón no puede obtener el oxígeno que necesita. La mayoría de los ataques cardíacos se producen como consecuencia de la enfermedad cardíaca coronaria (ECC).

Causas de un infarto

Enfermedad cardíaca coronaria

La enfermedad cardíaca coronaria es una condición en la cual una sustancia cerosa llamada placa se acumula dentro de las arterias coronarias. Estas arterias suministran sangre rica en oxígeno a tu corazón.

Cuando se acumula placa en las arterias, la afección se denomina ateroesclerosis. La acumulación de placa se produce durante muchos años.

Finalmente, un área de placa puede romperse en el interior de una arteria. Esto hace que se forme un coágulo de sangre en la superficie de la placa. Si el coágulo se vuelve lo suficientemente grande, puede bloquear la mayor parte o completamente el flujo de sangre a través de una arteria coronaria.

Si el bloqueo no se trata rápidamente, la porción del músculo cardíaco alimentado por la arteria comienza a morir. El tejido cardíaco sano es reemplazado por tejido cicatricial. Este daño al corazón puede no ser obvio, o puede causar problemas graves o de larga duración.

Espasmo de las arterias coronarias

Una causa menos común de ataque al corazón es un espasmo severo (endurecimiento) de una arteria coronaria. El espasmo corta el flujo sanguíneo a través de la arteria. Los espasmos pueden ocurrir en las arterias coronarias que no están afectadas por la aterosclerosis.

La causa por la que una arteria coronaria sufra un espasmo no siempre es clara. Un espasmo puede estar relacionado con:

  • Tomar ciertos medicamentos o drogas, como la cocaína.
  • El estrés emocional o dolor.
  • La exposición al frío extremo.
  • El tabaquismo.

¿Quién está en riesgo de un infarto?

Ciertos factores de riesgo aumentan tus posibilidades de desarrollar la enfermedad cardíaca coronaria y tener un ataque al corazón. Puedes controlar muchos de estos factores de riesgo.

Factores de riesgo que puedes controlar

Los principales factores de riesgo de un ataque al corazón que puedes controlar incluyen:

  • El tabaquismo.
  • La hipertensión.
  • El colesterol alto en la sangre.
  • El sobrepeso y la obesidad.
  • Una dieta poco saludable (por ejemplo, una dieta alta en grasas saturadas, grasas trans, colesterol y sodio).
  • La falta de actividad física rutinaria.
  • Nivel alto de azúcar en la sangre debido a la resistencia a la insulina o diabetes.
Qué causa un infarto

Algunos de estos factores de riesgo, tales como la obesidad, la hipertensión arterial y los altos niveles de azúcar en la sangre, tienden a aparecer juntos. Cuando lo hacen, se llama síndrome metabólico.

En general, una persona que tiene el síndrome metabólico tiene el doble de probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón y cinco veces más probabilidades de desarrollar diabetes que una persona que no tiene este síndrome metabólico.

Factores de riesgo que no puedes controlar

Los factores de riesgo que no se pueden controlar incluyen:

  • Edad. El riesgo de enfermedades del corazón aumenta para los hombres después de los 45 años y para las mujeres después de los 55 años (o después de la menopausia).
  • Antecedentes familiares de enfermedad cardíaca temprana. Tu riesgo aumenta si tu padre o un hermano fue diagnosticado con la enfermedad del corazón antes de los 55 años de edad, o si tu madre o hermana fueron diagnosticadas con la enfermedad del corazón antes de los 65 años de edad.
  • La preeclampsia. Esta condición puede desarrollarse durante el embarazo. Las dos señales principales de preeclampsia son un aumento en la presión arterial y el exceso de proteína en la orina. La preeclampsia está relacionada con un mayor riesgo de por vida de la enfermedad cardíaca, incluyendo enfermedades del corazón, ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca y presión arterial alta.