Causas de la retención urinaria

La retención urinaria es la incapacidad para vaciar la vejiga por completo. La retención urinaria puede ser aguda o crónica. La retención urinaria aguda ocurre de repente y dura muy poco tiempo. Las personas con retención de orina aguda no pueden orinar en absoluto, a pesar de tener la vejiga llena. La retención urinaria aguda, una enfermedad potencialmente mortal, requiere tratamiento de emergencia inmediato. Este tipo de retención urinaria puede causar muchas molestias o dolor.

Causas de la retención urinaria

La retención urinaria crónica puede ser una condición médica de larga duración. Las personas con retención urinaria crónica pueden orinar. Sin embargo, no vacían la vejiga de orina completamente. A menudo, estas personas ni siquiera son conscientes de que tienen esta condición hasta que desarrollan otro problema, como la incontinencia urinaria, es decir, la pérdida de control de la vejiga. También puede causar una infección del tracto urinario (ITU) que es una condición causada por bacterias dañinas que crecen en el tracto urinario.

La retención urinaria puede resultar de:

  • Una obstrucción de la uretra.
  • Problemas de los nervios.
  • Medicamentos.
  • Músculos de la vejiga debilitados.

Obstrucción de la uretra

La obstrucción de la uretra causa la retención urinaria bloqueando el flujo normal de orina que la expulsa fuera del cuerpo. Las condiciones tales como hiperplasia prostática benigna, también llamada HBP, estenosis uretral, cálculos en las vías urinarias, cistocele, rectocele, estreñimiento y ciertos tumores y cánceres pueden causar una obstrucción.

Hiperplasia prostática benigna

Para los hombres de entre 50 y 60 años, la retención urinaria a menudo es causada por la ampliación de la próstata debido a la hiperplasia benigna de próstata. La hiperplasia prostática benigna es una condición médica en la que se amplía la glándula prostática y no es cancerosa. La próstata es una glándula con forma de nuez que es parte del sistema reproductor masculino. La glándula rodea la uretra en el cuello de la vejiga. El cuello de la vejiga es el área donde la uretra se une a la vejiga. La próstata pasa por dos períodos principales de crecimiento. El primero ocurre temprano en la pubertad, cuando la próstata dobla su tamaño. La segunda fase de crecimiento comienza alrededor de los 25 años y continúa durante la mayor parte de la vida de un hombre. La hiperplasia prostática benigna a menudo ocurre durante la segunda fase del crecimiento.

A medida que la próstata se agranda, la glándula prensa y pellizca la uretra. La pared de la vejiga se vuelve más gruesa. Eventualmente, la vejiga puede debilitarse y perder la capacidad de vaciarse por completo, dejando un poco de orina en la vejiga.

Estenosis uretral

La estenosis uretral es un estrechamiento o cierre de la uretra. Las causas de la estenosis uretral incluyen inflamación y tejido cicatricial por una cirugía, enfermedad, infecciones urinarias o lesiones recurrentes. En los hombres, la estenosis uretral puede ser consecuencia de la prostatitis, la cicatrización después de una lesión en el pene o periné, o cirugía para la hiperplasia benigna de próstata y cáncer de próstata. La prostatitis es una condición frecuentemente dolorosa que implica la inflamación de la próstata y en ocasiones las áreas alrededor de la próstata. El perineo es el área entre el ano y los órganos sexuales. Dado que los hombres tienen una uretra más larga que las mujeres, la estenosis uretral es más común en hombres que en mujeres.

Por qué retengo orina

La cirugía para corregir el prolapso de los órganos pélvicos, como cistocele y rectocele, y la incontinencia urinaria también pueden causar estenosis uretral. La estenosis uretral a menudo mejora un par de semanas después de la cirugía.

La estenosis uretral y retención urinaria aguda o crónica pueden ocurrir cuando los músculos que rodean la uretra no se relajan. Esta condición ocurre principalmente en mujeres.

Cálculos en el tracto urinario

Los cálculos en las vías urinarias se desarrollan a partir de cristales que se forman en la orina y se acumulan en las superficies internas de los riñones, los uréteres o la vejiga. Las piedras formadas o presentadas en la vejiga pueden bloquear la abertura de la uretra.

Cistocele

Un cistocele es un abultamiento de la vejiga dentro de la vagina. Un cistocele ocurre cuando los músculos y los tejidos de apoyo entre la vejiga de la mujer y la vagina se debilitan y se estiran, dejando la vejiga hundida en su posición normal y la vagina abultada. La posición anormal de la vejiga puede provocar que se presione y pellizque la uretra.

Rectocele

Un rectocele es un abultamiento del recto dentro de la vagina. Un rectocele ocurre cuando los músculos y los tejidos de apoyo entre el recto de una mujer y la vagina se debilitan y se estiran, dejando el recto hundido en su posición normal y la vagina abultada. La posición anormal del recto puede causar que se presione y pellizque la uretra.

Estreñimiento

El estreñimiento es una condición en la cual una persona realiza menos de tres evacuaciones a la semana o tiene evacuaciones con heces duras, secas y pequeñas, haciéndolas dolorosas o difíciles de pasar. Una persona con estreñimiento puede sentirse hinchada o tener dolor abdominal. Algunas personas con estreñimiento a menudo tienen que esforzarse para llevar a cabo una evacuación intestinal. Las heces duras en el recto pueden empujar contra la vejiga y la uretra, provocando que la uretra quede pellizcada, especialmente si existe un rectocele presente.

Tumores y cánceres

Los tumores y tejidos cancerosos en la vejiga o la uretra pueden ampliarse gradualmente y obstruir el flujo de orina presionando y pellizcando la uretra o bloqueando la salida de la vejiga. Los tumores pueden ser cancerosos o no cancerosos.

Problemas nerviosos

La retención urinaria puede ser el resultado de problemas con los nervios que controlan la vejiga y los esfínteres. Muchos eventos o condiciones pueden interferir con las señales nerviosas entre el cerebro, la vejiga y los esfínteres. Si los nervios están dañados, el cerebro no puede recibir la señal de que la vejiga está llena. Incluso cuando una persona tiene la vejiga llena, los músculos de la vejiga que expulsan la orina, pueden no obtener la señal para empujar, o los esfínteres pueden no obtener la señal para relajarse. Personas de todas las edades pueden tener problemas en los nervios que interfieren con la función de la vejiga. Algunas de las causas más comunes de problemas nerviosos incluyen:

  • El parto vaginal.
  • Infecciones o lesiones cerebrales o de la médula espinal.
  • Diabetes.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Esclerosis múltiple.
  • Lesión pélvica o traumatismo.
  • Intoxicación por metales pesados.

Además, algunos niños nacen con defectos que afectan a la coordinación de las señales nerviosas entre la vejiga, la médula espinal y el cerebro. La espina bífida y otros defectos congénitos que afectan a la médula espinal pueden conducir a la retención urinaria en los recién nacidos.

Muchos pacientes experimentan retención urinaria después de la cirugía. Durante la cirugía, a menudo se utiliza la anestesia para bloquear las señales de dolor en los nervios, y se administra el líquido por vía intravenosa para compensar la posible pérdida de sangre. La combinación de la anestesia y el líquido intravenoso puede resultar en una vejiga llena con deterioro de la función nerviosa, causando retención urinaria. La función nerviosa normal de la vejiga generalmente vuelve una vez se elimina la anestesia y el paciente será capaz de vaciar la vejiga por completo.

Medicamentos

Varias clases de medicamentos pueden causar retención urinaria al interferir con las señales nerviosas de la vejiga y la próstata. Estos medicamentos incluyen:

Antihistamínicos para tratar las alergias

Los antihistamínicos para tratar las alergias que pueden causar retención urinaria son:

  • Cetirizina (Zyrtec).
  • Clorfeniramina (Chlor-Trimeton).
  • Difenhidramina (Benadryl).
  • Fexofenadina (Allegra).

Anticolinérgicos y antiespasmódicos

Los anticolinérgicos y antiespasmódicos para el tratamiento de dolores de estómago, espasmos musculares y la incontinencia urinaria que pueden causar retención urinaria son:

  • Hiosciamina (Levbid).
  • Oxibutinina (Ditropan).
  • Propantheline (Pro-Banthine).
  • Tolterodina (Detrol).

Antidepresivos tricíclicos

Los antidepresivos tricíclicos para tratar la ansiedad y la depresión que pueden causar retención urinaria son:

  • Amitriptilina (Elavil).
  • Doxepina (Adapin).
  • Imipramina (Tofranil).
  • Nortriptilina (Pamelor).

Otros medicamentos

Otros medicamentos asociados con la retención urinaria incluyen:

  • Descongestionantes como: efedrina, fenilefrina y pseudoefedrina.
  • Nifedipina (Procardia), un medicamento para tratar la hipertensión y el dolor en el pecho.
  • Carbamazepina (Tegretol), un medicamento para controlar las convulsiones en personas con epilepsia.
  • Ciclobenzaprina (Flexeril), un relajante muscular.
  • Diazepam (Valium), un medicamento utilizado para aliviar la ansiedad, los espasmos musculares y convulsiones.
  • Medicamentos no esteroides anti-inflamatorios.
  • Anfetaminas.
  • Analgésicos opioides.

Los medicamentos sin receta para el resfriado y las alergias que contienen descongestionantes, como la pseudoefedrina y antihistamínicos, como la difenhidramina, pueden aumentar los síntomas de retención urinaria en hombres con agrandamiento de la próstata.

Músculos de la vejiga debilitados

El envejecimiento es una causa común de los músculos de la vejiga debilitados. Los músculos de la vejiga debilitados no pueden apretar con suficiente fuerza o el tiempo suficiente para vaciar la vejiga por completo, dando como resultado la retención urinaria.