Causas de osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad ósea, donde partes del hueso se vuelven débiles y propensas a la fractura. Esta condición es más común en las personas mayores, pero puede afectar a hombres y mujeres de todas las edades. La osteoporosis es responsable de un gran número de fracturas óseas que se producen en las personas mayores, ya que los huesos debilitados no pueden soportar el peso corporal.

Causas de osteoporosis

Aunque los hombres también desarrollan osteoporosis, esta condición es particularmente más común entre las mujeres que han llegado a la menopausia. El aumento del riesgo en la menopausia refleja el hecho de que la hormona estrógeno, un factor clave en el mantenimiento de la resistencia ósea en las mujeres, ya no se produce en los ovarios después de la menopausia.

Dado que las mujeres tienen un 30% menos de masa ósea que los hombres, las mujeres son especialmente propensas a la osteoporosis a medida que envejecen. Sin embargo, después de alcanzar los 65-70 años, los hombres y las mujeres pierden hueso más o menos al mismo ritmo. Comer suficientes alimentos ricos en calcio y vitamina D y participar en ejercicios de soporte de peso son pasos importantes en la prevención de la osteoporosis.

El hueso se compone principalmente de minerales como el calcio. Los huesos de nuestro cuerpo están en constantemente descomposición y sustitución por huesos nuevos. Este ciclo de formación de los huesos tarda unos 100 días y está influenciado por las hormonas producidas en nuestros cuerpos (tales como el estrógeno en las mujeres), así como por los niveles de calcio y vitamina D. La osteoporosis se produce cuando el tejido óseo y los minerales se pierden más rápido que lo que tarda en sustituirse el hueso.

Hay dos tipos principales de osteoporosis: primaria y secundaria.

La osteoporosis primaria es más frecuente en las mujeres después de la menopausia. La osteoporosis afecta al doble de mujeres de más de 70 años que de hombres en el mismo grupo de edad.

La osteoporosis secundaria también puede afectar a personas jóvenes y de mediana edad. Puede ser causada por:

  • Medicamentos como corticosteroides (por ejemplo, prednisona).
  • Enfermedades crónicas como la anorexia nerviosa (un trastorno alimenticio que conduce a la desnutrición).<7li>
  • Hacer demasiado ejercicio. Las mujeres que hacen ejercicio en exceso pueden perder su ciclo menstrual y la producción normal de estrógenos por los ovarios se puede detener.

Los factores que pueden aumentar el riesgo de osteoporosis incluyen:

Disminución de estrógeno después de la menopausia

La tasa de pérdida ósea aumenta significativamente después de la menopausia debido a que los ovarios dejan de producir estrógeno, una hormona que juega un papel importante en el proceso de reparación ósea. Las atletas femeninas y las mujeres que sufren anorexia nerviosa también pueden estar en mayor riesgo de osteoporosis. En ambos casos, el ciclo menstrual se interrumpe o se pierde y los niveles de estrógeno en el cuerpo caen dramáticamente. Las mujeres que experimentan la menopausia precoz (antes de los 45 años de edad) son más propensas a tener osteoporosis.

Qué causa la osteoporosis

Antecedentes familiares y constitución

La osteoporosis tiende a darse en familias, y el riesgo de esta enfermedad es mayor para las personas con familiares de edad avanzada que han sufrido una fractura ósea, especialmente si es un padre que ha sufrido una fractura de cadera. Las personas de ascendencia europea y asiática están en mayor riesgo. Las personas con constitución delgada o "huesos pequeños" también tienen un mayor riesgo de osteoporosis. Las personas que han sufrido una fractura en las vértebras también están en mayor riesgo.

Factores de estilo de vida y condiciones de salud

Los factores de estilo de vida como el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol, tomar determinados medicamentos (como los corticosteroides) y tener ciertas condiciones médicas (como las que afectan a la absorción de la nutrición, por ejemplo, la enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca], hiperparatiroidismo primario, artritis reumatoide e hipogonadismo) también pueden contribuir a la pérdida de hueso. Las personas con diabetes tipo 2 son más propensas a sufrir una fractura de cadera u hombro que aquellas sin diabetes.

La falta de ejercicio

Es necesario utilizar y ejercitar los huesos todos los días con el fin de mantenerte saludable. Las personas que son físicamente activas tienen menos riesgo de desarrollar osteoporosis, ya que sus huesos son más fuertes y menos propensos a perder fuerza con la edad. Por el contrario, una persona que está en cama o inactiva durante un largo período de tiempo pierde masa ósea muy rápidamente y tiene un alto riesgo de osteoporosis.

Falta de calcio

Los niños, los adolescentes y los adultos necesitan consumir las cantidades recomendadas de vitaminas y minerales. El calcio y la vitamina D son muy importantes en el mantenimiento de unos huesos sanos y fuertes durante toda la vida y en la prevención de la osteoporosis.