Causas de ojos rojos

Más comúnmente, el enrojecimiento de los ojos es debido a la inflamación o dilatación de los vasos sanguíneos. Esto hace que la superficie del ojo se vea roja o inyectada en sangre.

Causas de ojos rojos

Hay muchas causas para que un ojo o los dos ojos se vean rojos. Algunas son emergencias médicas y algunas son una causa de preocupación, pero no son una emergencia. Otras, en cambio, son nada por lo qué preocuparse.

A menudo, el enrojecimiento de los ojos, es una preocupación menor que el dolor ocular o los problemas de visión.

Los ojos inyectados en sangre aparecen rojos debido a que los vasos en la superficie de la parte blanca del ojo (esclerótica) se inflaman. Los vasos sanguíneos pueden hincharse debido a:

  • Sequedad de ojos.
  • Demasiada exposición al sol.
  • Polvo u otras partículas en el ojo.
  • Alergias.
  • Infección.
  • Lesión.

Las infecciones oculares o la inflamación del ojo pueden causar enrojecimiento, como también otros síntomas entre los que se incluyen, posible picazón, secreción, dolor o problemas de visión. Estos pueden ser debidos a:

  • Blefaritis: Inflamación lo largo del borde del párpado.
  • Conjuntivitis: Inflamación o infección del tejido transparente que recubre los párpados y cubre la superficie del ojo ( conjuntiva).
  • Úlceras corneales: Llagas en la córnea más a menudo causadas por una infección bacteriana o viral grave.
  • Uveítis: Inflamación de la úvea, que incluye el iris, cuerpo ciliar y coroides. La causa muy a menudo es desconocida. Puede estar relacionada con un trastorno autoinmune, infección o exposición a toxinas. El tipo de uveítis que causa el peor efecto de ojos rojos se denomina iritis, en el que sólo el iris está inflamado.

Otras causas posibles de enrojecimiento ocular incluyen:

  • Resfriados o alergias.
  • Glaucoma agudo: Un aumento repentino en la presión ocular que es extremadamente doloroso y causa graves problemas visuales. Esta es una emergencia médica. La forma más común el glaucoma crónico y gradual.
  • Arañazos corneales: Lesiones causadas por la arena, el polvo o el uso excesivo de lentes de contacto.

A veces, una mancha de color rojo brillante, llamada hemorragia subconjuntival, aparece en la parte blanca del ojo. Esto sucede a menudo después de hacer un esfuerzo o toser, lo que provoca la rotura de un vaso sanguíneo en la superficie del ojo. Muy a menudo, no se experimenta dolor y la visión es normal. Casi nunca es un problema grave. Debido a que la sangre se filtra en la conjuntiva, que es transparente, no puede limpiarse o lavarse. Aunque la sangre está visible, está bajo la superficie. Al igual que un moretón, el punto rojo desaparecerá pasadas una o dos semanas.

Cuidado en el Hogar

Trata de descansar los ojos si el enrojecimiento se debe a la fatiga o el cansancio de la vista. No necesitas ningún otro tratamiento.

Si tienes dolor en los ojos o un problema de visión, llama a tu médico de inmediato.