Causas de náuseas

Los posibles diagnósticos para un paciente que presenta náuseas y/o vómitos persistentes son muchos y variados, pero en general se pueden considerar en cinco categorías principales:

  • Embarazo.
  • Enfermedad visceral.
  • Metabólico o tóxico.
  • Enfermedad del sistema nervioso central.
  • Enfermedad psiquiátrica.
Causas de náuseas

La evaluación del paciente con náuseas y vómitos persistentes suele dividirse en dos categorías:

La evaluación del estado físico del paciente, que se ha producido como consecuencia de las náuseas/vómitos. Se busca evidencia de:

  • Estado nutricional deficiente.
  • Deshidratación.
  • Desequilibrio de electrolitos.

La evaluación del paciente con respecto a la potencial causa subyacente.

Embarazo

El 80% de las mujeres embarazadas experimentan alguna forma de náuseas y/o vómitos relacionados con el embarazo Ten en cuenta lo siguiente:

  • Náuseas matutinas.
  • Hiperemesis gravídica.
  • Infección del tracto urinario.
  • Esofagitis por reflujo.
  • Presión mecánica del útero grávido.

Enfermedad visceral

  • Esofagitis por reflujo o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Obstrucción, por ejemplo, debido a la malignidad o estreñimiento crónico.
  • Colecistitis.
  • Hepatitis.
  • Infeccion de vias urinarias.
Metabólico / tóxicos
  • Drogas y medicamentos, por ejemplo, agentes citotóxicos, eritromicina, toxicidad de digoxina y teofilina.
  • Alcohol.
  • Hipercalcemia.
  • Uremia.
  • Cetoacidosis diabética.

Enfermedad del sistema nervioso central

  • Síndrome de vómitos cíclicos.
  • Laberintitis vestibular y enfermedad de Ménière.
  • Presión intracraneal elevada, por ejemplo debido a la lesión expansiva y hemorragia intracraneal.

Enfermedad psiquiátrica

  • Bulimia nerviosa.
  • Náuseas o vómitos funcionales.
  • Mericismo. Es más común en los bebés y se asocia con retraso mental. Después de haber comido, intencionalmente se trae el alimento ingerido de nuevo en la boca. A veces el niño escupe, pero, en otros casos, vuelve a masticar y tragar la comida. Esto no causado por una condición médica.
  • Psicógena.

Listado con todas las posibles causas

Las náuseas y los vómitos pueden ocurrir por separado o juntos. Las causas más comunes incluyen:

  • Quimioterapia.
  • Gastroparesia (una condición en la que los músculos de la pared del estómago no funcionan correctamente, lo que interfiere en la digestión).
  • Anestesia general.
  • Obstrucción intestinal.
  • Migraña.
  • Náuseas del embarazo.
  • Cinetosis o la enfermedad por movimiento.
  • Rotavirus.
  • Gastroenteritis viral (gripe estomacal).
  • Neuritis vestibular.
Qué causa las náuseas

Otras posibles causas de las náuseas y los vómitos son:

  • Alcoholismo.
  • Anafilaxia (en niños).
  • Anorexia nerviosa.
  • Apendicitis.
  • Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB).
  • Bulimia nerviosa.
  • Conmoción cerebral.
  • Colecistitis.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Síndrome de vómitos cíclicos.
  • Depresión.
  • Mareo.
  • Cetoacidosis diabética.
  • Infección del oído (oído medio).
  • Comida envenenada.
  • Trastorno de ansiedad generalizada.
  • ERGE. Enfermedad por reflujo gastroesofágico.
  • Infarto.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Hepatitis.
  • Fiebre alta (en los niños).
  • Hidrocefalia (una anormalidad cerebral congénita).
  • Hiperparatiroidismo (paratiroidea hiperactiva).
  • Hipertiroidismo (tiroides hiperactiva).
  • Hipoparatiroidismo (paratiroides poco activa).
  • Isquemia intestinal.
  • Obstrucción intestinal.
  • Hematoma intracraneal.
  • Invaginación intestinal (en los niños).
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Cáncer de hígado.
  • Insuficiencia hepática.
  • Medicamentos (incluyendo aspirina, antiinflamatorios no esteroides, anticonceptivos orales, digitálicos, narcóticos y antibióticos).
  • Enfermedad de Meniere.
  • Meningitis.
  • Alergia a la leche (en bebés y niños).
  • Cáncer de páncreas.
  • Pancreatitis.
  • Úlcera péptica.
  • Seudotumor cerebral.
  • Estenosis pilórica (en los bebés).
  • Terapia de radiación.
  • Dolor severo.
  • Lesión cerebral traumática.