Causas de incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga. En algunos casos, puede resultar en una pérdida total de los contenidos de la vejiga o simplemente puede causar pequeñas fugas. La condición puede ser temporal o crónica, dependiendo de la causa.

Causas de incontinencia urinaria

La incontinencia puede ser un síntoma de diversos problemas de salud, como por ejemplo, el cáncer, los cálculos renales o el agrandamiento de la próstata. También puede ser un resultado natural del proceso de envejecimiento, ya que los músculos de la vejiga se debilitan a medida que se envejece.

La condición es más común entre las mujeres y las personas mayores de 50 años, sin embargo, cualquier persona puede verse afectada por la incontinencia temporal o crónica.

Debes consultar a un médico para cualquier caso de incontinencia. Esta condición interfiere con tu vida diaria, y, posiblemente, puede ser un síntoma de una enfermedad muy grave.

Tipos de incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria se divide en tres categorías diferentes o tipos. Sin embargo, puedes experimentar una mezcla de los tipos.

Incontinencia de esfuerzo

Este tipo de incontinencia puede ocurrir cuando participas en algunas actividades físicas, tales como cuando estás haciendo ejercicio, toses, estornudas o te ríes. La actividad hace que el músculo del esfínter, que normalmente mantiene tu orina en la vejiga, se debilite y libere la orina.

Incontinencia de urgencia

La incontinencia de urgencia se produce cuando sientes una urgencia o necesidad repentina y fuerte de orinar. Inmediatamente después, pierdes el control de tu vejiga. A menudo, no tienes tiempo suficiente entre la urgencia repentina y la pérdida de orina para llegar a un cuarto de baño.

Incontinencia de desbordamiento

Este tipo ocurre cuando orinas, pero no vacías por completo la vejiga. Pasado un rato después de orinar, puedes perder un poco de orina. La incontinencia por rebosamiento también puede llamarse incontinencia por goteo.

Tipos de causas de la incontinencia urinaria

Hay muchas causas de la incontinencia urinaria, incluyendo el daño físico, el envejecimiento, cáncer, infección y enfermedad neurológica. Algunas de estas condiciones sólo se traducen en problemas urinarios temporales y son fáciles de tratar, mientras que otros son más graves y persistentes.

Causas temporales

Algunos casos de incontinencia son temporales. A menudo, estos casos son causados ​​por un factor externo o estilo de vida. El consumo de alcohol, bebidas con cafeína o demasiado líquido de cualquier tipo, puede causar una pérdida temporal del control de la vejiga. Algunos medicamentos, tales como fármacos para la presión arterial, relajantes musculares, sedantes y algunos medicamentos cardíacos, pueden también conducir a un corto período de incontinencia.

Ciertas condiciones también pueden causar incontinencia temporal. El estreñimiento puede aumentar la necesidad de orinar debido a que la materia fecal compactada puede hacer que los nervios que controlan tu vejiga exageren su papel. Una infección del tracto urinario también puede dar lugar a casos de incontinencia.

Por qué tengo incontinencia urinaria

Envejecimiento

A medida que envejeces, el músculo de la vejiga se debilita y aumentan las probabilidades de incontinencia. Cualquier problema con los vasos sanguíneos empeorará esta situación. Cuanto más sano estás, más posibilidades tendrás de evitar la incontinencia a medida que envejeces.

Daño

Cualquier daño causado a los músculos del suelo pélvico puede llevar a la incontinencia, ya que estos músculos soportan la vejiga. En algunos casos, pueden ser dañados o debilitados por una cirugía, generalmente durante un procedimiento para extirpar el útero o durante el parto.

Agrandamiento de la próstata

En casi todos los hombres, la glándula prostática aumenta de tamaño con la edad. Es común que los hombres experimenten algo de incontinencia como resultado de ello.

Cáncer

El cáncer de próstata en los hombres, o el cáncer de vejiga en los hombres y en las mujeres, pueden causar incontinencia. En algunos casos, la incontinencia puede ser un efecto secundario del tratamiento del cáncer. Un tumor, ya sea maligno o benigno, también puede causar incontinencia al bloquear el flujo normal de orina. Las piedras en el riñón o vejiga pueden tener el mismo efecto.

Las causas menos comunes

La prostatitis o la inflamación de la próstata, y la cistitis intersticial, una afección crónica de la vejiga que causa dolor, de vez en cuando pueden causar incontinencia.