Causas de hipo

El hipo se producen cuando el diafragma (la delgada capa de músculo que separa la cavidad torácica del abdomen) repentinamente e involuntariamente se contrae.

Causas de hipo

A medida que el diafragma se contrae, respiras más rápidamente. El aire entrante se detiene cuando tu glotis (la abertura entre las cuerdas vocales) se cierra repentinamente, produciendo el sonido característico del hipo.

Causas del hipo a corto plazo

La mayoría de los casos de hipo ocurren sin razón aparente. Todo el mundo experimenta un breve ataque de hipo de vez en cuando. Esto es perfectamente normal y no hay nada de qué preocuparse.

Sin embargo, en algunos casos, el hipo a corto plazo puede aparecer con un factor desencadenante específico, tal como:

  • Beber alcohol.
  • Fumar.
  • Tener el estómago hinchado.
  • Comer demasiado rápido o comer alimentos picantes.
  • Tomar bebidas calientes o gaseosas.
  • Ingerir aire, por ejemplo, al mascar chicle.
  • Un cambio repentino en la temperatura ambiente.
  • Un cambio repentino en la temperatura interior de tu estómago, por ejemplo, comer algo caliente seguido de una bebida fría.
  • Emociones, como el estrés, el miedo o la excitación.

Las personas que experimentan hipo a corto plazo lo superan generalmente sin la necesidad de tratamiento.

Causas del hipo a largo plazo

En raras ocasiones, el hipo que dura 48 horas o más puede ser causado por una enfermedad subyacente o de un medicamento que estás tomando, aunque en muchos casos no se identifica la causa.

Condiciones subyacentes

Algunas de las condiciones que pueden causar hipo a largo plazo incluyen:

  • Afecciones gastrointestinales, tales como la enfermedad reflujo gastro-esofágico (ERGE), enfermedad inflamatoria del intestino (EII) o una obstrucción en el intestino delgado.
  • Condiciones respiratorias, tales como el asma, la neumonía o pleuresía.
  • Condiciones que afectan el sistema nervioso central, tales como accidente cerebrovascular, un tumor que afecta al cerebro, la encefalitis o una lesión cerebral traumática.
  • Una condición irritante del nervio vago (un nervio que controla el diafragma), tales como bocio, faringitis o meningitis.
  • Una reacción psicológica, como un shock, el miedo, el dolor, la emoción o el estrés.
  • Condiciones que implican el metabolismo (la forma en que tu cuerpo digiere los alimentos), como la meningitis, la hipoglucemia o hiperglucemia.
Por qué tengo hipo

Medicación

A veces, el hipo persistente también puede ser causado por una reacción a ciertos tipos de medicamentos, tales como:

  • Anestesia: Medicamento administrado antes de una operación quirúrgica o procedimiento que provoca una pérdida de la sensibilidad o la conciencia.
  • Corticosteroides: Medicamento que reduce la inflamación (hinchazón).
  • Benzodiazepinas: Un tipo de sedante que ayuda a reducir la ansiedad.
  • Barbitúricos: Un tipo de sedante a veces utilizado para prevenir convulsiones (ataques).
  • Opioides: Medicamento utilizado para tratar el dolor; la morfina y la metadona son opioides fuertes.
  • Metildopa: Medicamento utilizado para tratar la presión arterial alta (hipertensión).
  • Medicamentos de quimioterapia. Medicamentos utilizados para matar las células cancerosas.

Si la causa subyacente del hipo de larga duración puede identificarse, el tratamiento de esta causa puede ayudar a mejorar el problema.