Causas de hematuria

La sangre en la orina, un síntoma conocido médicamente como hematuria, por lo general no es un motivo de gran alarma.

Causas de hematuria

Debido a que la sangre en la orina puede ser un signo de una condición médica grave, no debe ser ignorado. Todos los casos de hematuria deben ser evaluados por un médico que puede ordenar exámenes para confirmar o descartar una causa subyacente.

No existe un tratamiento específico para la hematuria, porque es un síntoma y no una enfermedad específica. En cambio, el tratamiento está dirigido a la causa subyacente encontrada. En muchos casos, no se necesita tratamiento.

¿De dónde puede venir la sangre en la orina?

La sangre en la orina puede venir de los riñones, donde se produce la orina. También puede provenir de otras estructuras del tracto urinario, tales como:

  • Uréteres (los tubos que van desde los riñones hasta la vejiga).
  • Vejiga (donde se almacena la orina).
  • Uretra (el tubo que va desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo).

Las causas comunes por las que puede aparecer sangre en la orina son:

Infecciones de la vejiga o riñón

Normalmente, las infecciones urinarias se originan cuando una bacteria entra en el tracto urinario a través de la uretra y es en la vejiga cuando comienza a multiplicarse. Si sufres una infección de orina los síntomas que puedes experimentar son: dolor o ardor al orinar, una necesidad persistente de orinar y una orina resultante con un olor peculiarmente fuerte. Las infecciones renales (pielonefritis) pueden producirse de la misma forma que las infecciones de la vejuga, al entrar bacterias o bien a través del torrente sanguíneo o bien a través de los uréteres hasta los riñones. Las infecciones renales son más propensas a causar fiebre y dolor de costado, además de esto, el resto de signos y síntomas son los mismos que en el caso de las infecciones de la vejiga.

Cálculos en la vejiga o en los riñones

A medida que los riñones filtran los residuos de la sangre, crean la orina. A veces, las sales y otros minerales en la orina se pegan entre sí para formar pequeñas piedras en el riñón. Estas van desde el tamaño de un cristal de azúcar a una pelota de ping pong, pero rara vez se notan a menos que causen una obstrucción. Pueden causar dolor intenso si se rompen y empujan en los uréteres, es decir, los conductos estrechos que llevan a la vejiga.

Los cálculos renales pueden formarse cuando hay un cambio en el equilibrio normal del agua, sales y minerales que se encuentran en la orina. Los diferentes tipos de cambios dan lugar a diferentes tipos de cálculos renales. Hay muchos factores que pueden desencadenar cambios en la orina, que van desde enfermedades crónicas a lo que comes y bebes.

Beber poca agua es la causa más común de cálculos renales. La dieta también juega un papel importante. Comer una gran cantidad de proteínas, sodio y alimentos ricos en oxalato, como el chocolate o las verduras de color verde oscuro, puede aumentar el riesgo de cálculos renales en algunas personas. Otros factores de riesgo incluyen el aumento de peso y el consumo de ciertos medicamentos.

Ciertas enfermedades renales, tales como la inflamación en el sistema de filtrado de los riñones (glomerulonefritis)

Los síntomas pueden incluir debilidad, presión arterial alta e hinchazón corporal, incluyendo la hinchazón alrededor de los ojos.

Agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna) o cáncer de próstata

La hiperplasia prostática benigna es un agrandamiento de la próstata. Los síntomas pueden incluir dificultad al orinar, un chorro de orina débil y no notar la vejiga vacía después de orinar. Las opciones de tratamiento incluyen cambios de estilo de vida, la medicina y la cirugía.

A menudo no hay síntomas en el cáncer de próstata temprano. El tratamiento del cáncer de próstata incluye cirugía, quimioterapia, crioterapia, terapia hormonal, y/o radiación. En algunos casos, los médicos recomiendan una "espera vigilante".

Causas de sangre en la orina

Enfermedades hereditarias, como la anemia de las células falciformes y la enfermedad renal quística

La enfermedad de células falciformes cambia los glóbulos rojos normales y redondos en las células que pueden tener la forma de media luna. El nombre de "células falciformes" viene de la forma de media luna de las células. Una falciforme es una herramienta con una cuchilla en forma de media luna.

En la enfermedad renal quística se forman quistes llenos de líquido en los riñones con el paso del tiempo. Esta es la forma más común de la enfermedad renal hereditaria.

Ciertos medicamentos como la aspirina, penicilina, heparina, ciclofosfamida y fenazopiridina

La ciclofosfamida que es un medicamento para tratar el cáncer y la penicilina pueden causar sangrado urinario. A veces, puedes ver sangre en la orina si tomas medicamentos anticoagulantes, como la aspirina y la heparina.

Tumor en la vejiga, riñón o próstata

Encontrar sangre en la orina puede ser un signo de cáncer de riñón, vejiga o próstata avanzado. En las primeras etapas, cuando el cáncer es más fácilmente tratable, no muestra síntomas ni signos y por ese motivo resulta más complicado descubrirlo, a no ser que te sometas a pruebas médicas rutinarias.

Lesión del riñón

Un golpe u otra lesión a los riñones debido a un accidente o al deporte de contacto pueden causar sangre visible en la orina.

Ejercicio vigoroso

A pesar de que no suele observarse este caso, es posible. No se conoce la razón por la cuál el ejercicio vigoroso puede provocar hematuria macroscópica.

A veces, lo que parece ser sangre en la orina es en realidad pigmento rojo de otras fuentes, tales como colorantes de alimentos, medicamentos o una cantidad excesiva de la remolacha. Los médicos se refieren a esta última causa como "beeturia" o "betacianinuria".