Causas de granos en la cara

Un grano es una pequeña pústula o pápula. Las espinillas son pequeñas lesiones o inflamaciones de la piel. Las glándulas sebáceas se infectan con una bacteria, se hinchan y luego se llenan de pus.

Causas de granos en la cara

Los granos se producen cuando las glándulas sebáceas, que se encuentran en la base de los folículos pilosos, se vuelven hiperactivas. Las partes más vulnerables del cuerpo son la cara, espalda, pecho y hombros. Las espinillas son signos palpables de acné, especialmente cuando se produce una ruptura.

Las glándulas sebáceas son glándulas diminutas de la piel que secretan sebo (un tipo de cera o sustancia aceitosa) para lubricar la piel y el pelo de los mamíferos (los humanos somos mamíferos).

En los seres humanos encontramos estas glándulas sebáceas en todas las zonas de la piel, excepto en las palmas de las manos y las plantas de los pies; hay una mayor abundancia de glándulas sebáceas en la cara y el cuero cabelludo. En nuestros párpados, las glándulas sebáceas de Meibomio segregan un tipo especial de sebo en las lágrimas.

Existen varias condiciones médicas vinculadas a una anomalía en la función de la glándula sebácea, incluyendo:

  • El acné (granos o espinillas).
  • Los quistes sebáceos. Sacos cerrados o quistes debajo de la superficie de la piel.
  • Hiperplasia. Las glándulas sebáceas se agrandan, produciendo protuberancias amarillas y brillantes en la cara.
  • Adenoma sebáceo. Un tumor de crecimiento lento (benigno, no canceroso) que se presenta habitualmente como una pápula o nódulo de color rosa, carne o amarillo.
  • Carcinoma de la glándula sebácea. Un tumor de piel agresivo (canceroso) y poco común.

Las glándulas sebáceas que producen sebo se encuentran en el interior de los poros de nuestra piel. Las capas externas de la piel se van desprendiendo continuamente.

A veces, las células muertas de la piel se quedan atrás y se atascan con el pegajoso sebo, causando una obstrucción en el poro.

Es más probable que los poros se ​​bloqueen durante la pubertad (el proceso de cambios físicos por los que el cuerpo de un niño se convierte en un cuerpo adulto capaz de reproducirse). En este momento, se produce más sebo en la glándula sebácea.

Este sebo acumulado y bloqueado tiene bacterias, incluyendo la Propionibacterium acnes; esta bacteria de crecimiento lento está vinculada al acné. La Propionibacterium acne generalmente vive sin causar daños en nuestra piel, sin embargo, cuando las condiciones son las adecuadas, se puede reproducir más rápidamente y convertirse en un problema. La bacteria se alimenta de sebo y produce una sustancia que causa una respuesta inmune, lo que lleva a la inflamación de la piel y a los granos.

Por qué me salen granos en la cara

La piel de las personas que son propensas al acné es especialmente sensible a los niveles sanguíneos normales de testosterona, una hormona natural que se encuentra tanto en hombres como en mujeres. En estas personas la testosterona puede hacer que las glándulas sebáceas produzcan demasiado sebo, haciendo que la obstrucción de las células muertas de la piel sea más probable, aumentando a su vez, la probabilidad de bloqueo en los poros, etc.

Las espinillas no se pegan, no las puedes contraer de otra persona, ya que no son infecciosas. Los productos lácteos y los alimentos con alto índice glucémico están vinculados a las espinillas. Tener espinillas o acné puede ser hereditario.

Tipos de granos

  • Puntos blancos. También conocidos como comedones cerrados. Son muy pequeños y permanecen bajo la piel, se ven como una pequeña pápula de color carne.
  • Puntos negros. También conocidos como comedones abiertos. Estos son claramente visibles; son de color negro y aparecen en la superficie de la piel. Algunas personas creen erróneamente que son causados ​​por la suciedad, a causa de su color, y frotan vigorosamente sus rostros. Esto no ayuda y pueden irritar la piel y causar otros problemas.
  • Pápulas. Son pequeñas, sólidas y redondeados protuberancias que levantan la piel. A menudo son de color rosa.
  • Pústulas. Son los granos llenos de pus. Son claramente visibles en la superficie de la piel. La base es de color rojo y el pus se encuentra en la parte superior.
  • Nódulos. Estos son morfológicamente similares (estructura similar) a las pápulas, pero más grandes. Pueden ser dolorosos y estar incrustados profundamente en la piel.
  • Quistes. Son claramente visibles en la superficie de la piel. Están llenos de pus y suelen ser dolorosos. Los quistes suelen causar cicatrices.