Causas de disfunción eréctil

La disfunción eréctil, también conocida como impotencia, es la incapacidad de lograr o mantener una erección del pene el tiempo suficiente para la satisfacción sexual de la pareja. Puede ser devastador para la autoestima de un hombre y de su pareja. Millones de hombres se ven afectados de forma continua y casi todos los hombres adultos pueden experimentar episodios transitorios. Sin embargo, casi todos los hombres que buscan tratamiento, pueden encontrar alguna medida de alivio.

Causas de disfunción eréctil

Hace dos décadas, los médicos tendían a culpar a los problemas psicológicos o en hombres mayores, al proceso normal de envejecimiento para justificar la disfunción eréctil. Hoy en día, el péndulo de la opinión médica ha oscilado alejándose de ambas opciones. Mientras que la excitación se ralentiza a medida que el hombre envejece, la disfunción eréctil crónica merece atención médica. Por otra parte, muchas veces no es de origen psicológico. Hoy en día, los urólogos creen que los factores físicos subyacen en la mayoría de los casos de disfunción eréctil persistente en los hombres mayores de 50 años.

La disfunción eréctil en los hombres mayores

Debido a que las erecciones implican principalmente a los vasos sanguíneos, no es de extrañar que las causas más comunes en los hombres mayores sean las condiciones que bloquean el flujo de sangre al pene, como la aterosclerosis o la diabetes. Otra causa vascular puede ser una vena defectuosa, lo que permite a la sangre drenar demasiado rápido el pene. Otros trastornos físicos, así como los desequilibrios hormonales y ciertas cirugías, también pueden resultar en disfunción eréctil.

Los procesos vasculares que producen una erección son controlados por el sistema nervioso y ciertos medicamentos recetados pueden tener el efecto secundario al interferir con las señales nerviosas necesarias. Entre los posibles culpables encontramos una variedad de estimulantes, sedantes, diuréticos, antihistamínicos y medicamentos para tratar la hipertensión, cáncer o la depresión. Pero nunca debes dejar un medicamento a menos que te lo indique tu médico. Además, el alcohol, el tabaco y las drogas ilegales, como la marihuana, pueden contribuir a la disfunción.

La disfunción eréctil en los hombres más jóvenes

Para los hombres más jóvenes, los problemas psicológicos son la razón más probable para la disfunción eréctil. La tensión y la ansiedad pueden surgir de la falta de comunicación con la pareja sexual o una diferencia en las preferencias sexuales. Las dificultades sexuales también pueden estar relacionadas con los siguientes factores:

  • Depresión.
  • Fatiga.
  • Estrés.
  • Sentimientos de incapacidad.
  • Miedos sexuales personales.
  • El rechazo de los padres o compañeros.
  • El abuso sexual en la infancia.

Causas físicas de la disfunción eréctil

Como ya hemos comentado, muchas enfermedades y en algunos casos, su tratamiento pueden conducir a la disfunción eréctil (DE). Lo mismo ocurre con las lesiones, el estilo de vida y otros factores físicos. La DE menudo puede ser tratada, y la búsqueda de la causa exacta puede conducir a un tratamiento exitoso.

  • Diabetes: Esta enfermedad crónica puede dañar los nervios y vasos sanguíneos que ayudan a conseguir una erección. Cuando la enfermedad no ha sido bien controlada durante un tiempo, puede duplicar el riesgo de un hombre en desarrollar problemas de erección.
  • Enfermedad renal: La enfermedad renal puede afectar a muchos de los factores que necesitas para conseguir una erección saludable, incluyendo las hormonas, el flujo de sangre al pene, y partes de tu sistema nervioso. También puede minar tu nivel de energía y robarte el deseo sexual. Los fármacos para la enfermedad renal también pueden causar disfunción eréctil.
  • Trastornos neurológicos (nervios y cerebro): No puedes conseguir una erección sin la ayuda de tu sistema nervioso, por lo que las enfermedades que alteran las señales entre el cerebro y el pene pueden conducir a la disfunción eréctil. Tales enfermedades incluyen apoplejía, esclerosis múltiple, enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.
  • Enfermedades de los vasos sanguíneos: Las enfermedades vasculares pueden bloquear los vasos sanguíneos, lo que retarda el flujo de sangre al pene, haciendo que sea difícil de conseguir la erección. La aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), presión arterial alta y el colesterol alto son algunas de las causas más comunes de la disfunción eréctil.
  • Cáncer de próstata: El cáncer de próstata no causa la disfunción eréctil, pero los tratamientos pueden conducir a la disfunción eréctil temporal o permanente.
Causas de impotencia

Las causas físicas de la disfunción eréctil no sólo están relacionadas con una enfermedad. Hay muchas otras causas potenciales, entre las que se incluyen:

  • Cirugía: La cirugía tanto para cáncer de próstata, como pare el cáncer de vejiga puede dañar los nervios y los tejidos necesarios para conseguir una erección. A veces el problema desaparece, por lo general pasados de 6 a 18 meses. Pero el daño también puede ser permanente. Si eso sucede, existen tratamientos para ayudar a restaurar la capacidad para tener una erección.
  • Lesiones: Las lesiones en la pelvis, la vejiga, la médula espinal y el pene que requieren cirugía también pueden causar disfunción eréctil.
  • Problemas hormonales: La testosterona y otras hormonas alimentan el deseo sexual de un hombre, y un desequilibrio pueden deshacerse de tu interés en el sexo. Las causas incluyen tumores de la glándula pituitaria, enfermedades renales y hepáticas, depresión y el tratamiento hormonal del cáncer de próstata.
  • Fuga venosa: Para mantener una erección, la sangre que fluye en el pene debe permanecer en él. Si fluye de nuevo demasiado rápido (una condición llamada fuga venosa o derrame venoso, en la que las venas en el pene no se contraen correctamente), perderás tu erección. Ambas lesiones y enfermedades pueden causar fuga venosa.
  • Tabaco, alcohol o consumo de drogas: Los tres pueden dañar los vasos sanguíneos. Eso hace que sea difícil que la sangre llegue al pene, que es esencial para una erección. Si tienes las arterias endurecidas (arteriosclerosis), el tabaquismo aumentará dramáticamente tu riesgo de disfunción eréctil.
  • Medicamentos con receta: Hay más de 200 medicamentos recetados que pueden causar disfunción eréctil.
  • Agrandamiento de la próstata: El agrandamiento de la próstata, una parte normal del envejecimiento para muchos hombres, también pueden desempeñar un papel en la disfunción eréctil.