Causas de diabetes

La diabetes describe un grupo de enfermedades metabólicas con altos niveles de glucemia o azúcar en sangre, ya sea por una producción de insulina insuficiente, porque las células del cuerpo no responden adecuadamente a la insulina o por una combinación de las dos. Es una enfermedad crónica.

Causas de diabetes

Se diagnostica diabetes tipo 1 cuando el cuerpo no produce insulina y aproximadamente representa el 10% de los casos de todos los tipos de diabetes. La diabetes tipo 2 se diagnostica cuando el cuerpo no produce suficiente insulina para su correcto funcionamiento y representa aproximadamente el 90% de todos los casos de diabetes. La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que afecta a las mujeres durante el embarazo.

Causas de la diabetes tipo 1

En la diabetes tipo 1, el cuerpo ya no produce insulina porque el sistema inmunitario corporal ha atacado y destruido las células donde se producía la insulina. La causa de esto no está del todo clara, pero puede incluir factores de riesgo genéticos y factores ambientales. Una teoría es que la diabetes tipo 1 puede ocurrir después de tener un virus específico.

Las personas con diabetes tipo 1 deben tomar insulina todos los días para vivir. No hay forma conocida de prevenir o curar la diabetes 1, pero puede ser controlada manteniendo la glucosa en sangre (azúcar) dentro de un rango normal.

Otro factor que parece estar en juego en la diabetes tipo 1 es la vitamina D, ya que ésta es más común en los países más lejanos al ecuador, lo que sugiere que la vitamina D puede desempeñar un papel importante.

Como ya hemos comentado, no hay causas específicas para el desarrollo de la diabetes tipo 1, pero pueden estar involucrados los siguientes factores desencadenantes:

  • Infección viral o bacteriana.
  • Toxinas químicas en los alimentos.
  • Componente no identificado que causa la reacción autoinmune.
  • Disposición genética subyacente.

Causas de la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes. En la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce suficiente insulina o no puede utilizar su propia insulina tan efectivamente como debería. El riesgo de tener diabetes tipo 2 aumenta a medida que una persona envejece.

La causa de la diabetes tipo 2 es en gran parte desconocida, pero la genética y el estilo de vida juegan claramente un papel importante. La diabetes tipo 2 se ha relacionado con la obesidad, factores de riesgo genéticos y la inactividad.

Como acabamos de comentar, las personas con obesidad están en un mayor riesgo, especialmente aquellas que tienen una gran concentración de grasa visceral, también conocida como obesidad central. La grasa del vientre o la obesidad abdominal son factores de riesgo para la diabetes. La obesidad hace que el cuerpo libere sustancias químicas que pueden desestabilizar los sistemas cardiovasculares y metabólicos del organismo. La inactividad física y seguir una dieta con alimentos inadecuados puede aumentar el riesgo.

Algunos grupos raciales y étnicos están en mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Estos incluyen los indios americanos, los afroamericanos, los hispanos y latinos, asiáticos americanos e isleños del Pacífico.

Los hombres con bajos niveles de testosterona están en un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

No hay forma conocida de curar la diabetes de tipo 2, pero puede ser controlada manteniendo el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre dentro de un rango normal.

Causas de la diabetes gestacional

La diabetes gestacional se desarrolla durante el embarazo. Algunas mujeres con muy altos niveles de azúcar en la sangre, no pueden producir la insulina suficiente para transportar toda la glucosa a las células, por lo que poco a poco ésta se va acumulando en la sangre.

La diabetes gestacional no diagnosticada o no controlada puede representar un mayor riesgo de complicaciones durante el parto. Para preservar tu salud y la de tu bebé, es importante mantener unos niveles de azúcar en la sangre estables. Se cree que llevar una dieta rica en grasas animales y colesterol antes del embarazo puede aumentar tus posibilidades de desarrollar diabetes gestacional.

Eres más propensa a desarrollar la diabetes gestacional si:

  • Tenías sobrepeso antes de quedarte embarazada.
  • Te has engordado muy rápidamente durante el embarazo.
  • Tienes un familiar directo (padres o hermanos) con diabetes tipo 2.
  • Antecedentes familiares de diabetes gestacional.
  • Tus niveles de azúcar en la sangre son altos, pero no tanto para ser diabética (prediabetes).
  • Tuviste diabetes gestacional en un embarazo anterior.
  • Eres mayor de 25 años.
  • En un embarazo anterior, tuviste un bebé que pesó más de 4 kg.
  • Diste a luz un bebé que nació muerto.
  • Tienes síndrome de ovario poliquístico (SOP).
  • Eres afroamericana, india americana, hispana o de las islas del Pacífico.
Qué causa la diabetes

Causas de la prediabetes

La prediabetes ocurre cuando el cuerpo no es capaz de mantener un nivel normal de azúcar en la sangre. Los alimentos que comes se convierten en azúcar, que el cuerpo utiliza para obtener energía. Normalmente, el páncreas produce la insulina, lo que permite que el azúcar en la sangre entre en las células del cuerpo. Pero cuando el cuerpo no puede utilizar la insulina de la manera correcta, el azúcar no se traslada a las células. Se queda en la sangre. Esto se llama resistencia a la insulina.

La acumulación de azúcar en la sangre causa la prediabetes. Si tu nivel de azúcar en la sangre permanece demasiado alto durante demasiado tiempo, la prediabetes puede convertirse en diabetes tipo 2.

Las personas que tienen sobrepeso, no son activas físicamente, y que tienen antecedentes familiares de diabetes son más propensas a la prediabetes. Las mujeres que han tenido diabetes gestacional también tienen más probabilidades de tener prediabetes.

Antes de desarrollar la diabetes tipo 2, casi siempre el paciente desarrolla prediabetes; es decir, niveles de glucosa en la sangre (azúcar) más altos de lo normal, pero aún no lo suficientemente altos como para ser diagnosticados como diabetes. Como ya hemos comentado, las personas con prediabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, además de sufrir enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares. Muchas personas no son conscientes de que tienen prediabetes, ya que por lo general no presenta síntomas.

Puedes reducir tu riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 al hacer estos pequeños cambios en tu vida:

  • Perder peso, incluso aunque sólo sean pequeñas cantidades.
  • Elegir una dieta con alimentos saludables.
  • Realizar una actividad física o deporte durante 30 minutos al día casi todos los días.