Causas de cáncer

Existen unos de 200 tipos diferentes de cáncer. Puede comenzar en cualquier tipo de tejido corporal. Lo que afecta a uno de los tejidos del cuerpo no puede afectar a otro. Por ejemplo, el humo del tabaco que inhalas puede ayudar a causar cáncer de pulmón. La sobreexposición de la piel al sol podría causar un melanoma. Pero el sol no te causará cáncer de pulmón y el tabaquismo no te provocará el melanoma.

Causas de cáncer

Además de las enfermedades infecciosas, la mayoría de enfermedades (como el cáncer) son multifactoriales. Esto significa que hay muchos factores que intervienen. En otras palabras, no hay una causa única para cualquier tipo de cáncer.

Sustancias que causan cáncer (carcinógenos)

Un carcinógeno es algo que puede ayudar a causar cáncer. El humo del tabaco es un potente carcinógeno. Pero no todo el que fuma tiene o tendrá cáncer de pulmón. Así que debe haber otros factores.

Edad

La mayoría de los tipos de cáncer se vuelven más comunes a medida que envejecemos. Esto se debe a los cambios que hacen que una célula se vuelva cancerosa, normalmente es un proceso largo. Tiene que haber un número de cambios en los genes dentro de una célula antes de que ésta se convierta en cancerosa. Estos cambios pueden ocurrir por accidente cuando la célula se divide. O pueden ocurrir debido a que la célula ha sido dañada por agentes carcinógenos y posteriormente este daño es transmitido a las células futuras cuando esa misma célula se divide. Cuanto más vivimos, más tiempo hay para que se produzcan errores genéticos en nuestras células.

Predisposición genética

Es necesario que haya una serie de mutaciones genéticas dentro de una célula antes de que se vuelva cancerosa. A veces, una persona nace con una de estas mutaciones. Esto no significa que definitivamente esa persona vaya a tener cáncer. Pero con una mutación desde el principio, se hace más probable estadísticamente que desarrolle cáncer durante su vida. Los médicos lo llaman predisposición genética.

Los genes del cáncer de mama BRCA1 y BRCA2 son ejemplos de predisposición genética. Las mujeres que poseen uno de estos genes defectuosos, tienen una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de mama que las mujeres que no.

Los genes BRCA son buenos ejemplos por otra razón. La mayoría de las mujeres con cáncer de mama no tienen un gen BRCA1 o BRCA2 mutado. Al menos, 3 de cada 100 cánceres de mama (3%) se deben a estos genes. Así que, aunque las mujeres tengan uno de estos genes, tienen individualmente más probabilidades de contraer cáncer de mama, la mayoría de los cánceres de mama no son causados por un fallo en los genes hereditarios de alto riesgo.

Este es el caso de otros tipos de cáncer comunes donde algunas personas tienen una predisposición genética, por ejemplo, el cáncer de colon (intestino grueso).

Los investigadores están estudiando los genes de las personas con cáncer en un estudio llamado SEARCH. También esperan encontrar más información acerca de cómo otros factores podrían interactuar con los genes que aumentan el riesgo de cáncer.

Sistema inmune

Las personas que tienen problemas con sus sistemas inmunes son más propensas a contraer algunos tipos de cáncer. Este grupo incluye a personas que:

  • Se han sometido a trasplantes de órganos y toman medicamentos para suprimir su sistema inmunológico para detener el rechazo de dichos órganos.
  • Tienen VIH o SIDA.
  • Nacen con síndromes médicos raros que afectan a su inmunidad

Los tipos de cánceres que afectan a estos grupos de personas se dividen en 2 grupos superpuestos:

  • Los cánceres que son causados por virus, como el cáncer de cuello uterino y otros cánceres de la zona genital o anal, algunos linfomas, cáncer de hígado y cáncer de estómago.
  • Los linfomas.

Las infecciones crónicas u órganos trasplantados pueden estimular continuamente la división celular. Esta división celular continua significa que las células inmunes son más propensas a desarrollar defectos genéticos y desarrollar linfomas.

Tabaquismo, peso corporal, dieta y actividad física

Muchos casos de cáncer están vinculados a factores de estilo de vida como el tabaquismo, el alcohol, la dieta o el sobrepeso. En el mundo occidental, muchos de nosotros comemos demasiada carne roja y procesada y no la suficiente cantidad de frutas y hortalizas frescas. Este tipo de dieta se sabe que aumenta el riesgo de cáncer. El consumo de alcohol también puede aumentar el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer.

A veces los alimentos o aditivos alimentarios son culpados por causar directamente cáncer y se describen como cancerígenos. A menudo, esto no es realmente cierto. A veces, se encuentra un alimento que contiene una sustancia que puede causar cáncer, pero en cantidades tan pequeñas que nunca podríamos comer lo suficiente como para provocarnos ningún daño. Y algunos aditivos realmente pueden protegernos.

Medio ambiente

Por causas ambientales, queremos decir lo que te rodea diariamente. Algunas causas ambientales que pueden provocar cáncer son:

  • El humo del tabaco.
  • El sol.
  • Radiación natural y artificial.
  • Trabajar en un lugar peligroso.
  • Amianto.

Algunos de ellos son evitables y otros no. La mayoría son factores únicos que contribuyen al desarrollo de los cánceres.

Qué causa el cáncer

Virus

Los virus pueden contribuir a causar algunos tipos de cáncer. Pero esto no quiere decir que estos cánceres puedan propagarse como una infección. Lo que pasa es que el virus puede causar cambios genéticos en las células haciéndolas más propensas a convertirse en cancerosas.

Los siguientes tipos de cáncer y virus están vinculados:

  • El cáncer de cuello uterino y otros cánceres de la zona genital y anal y el Virus del Papiloma Humano (VPH).
  • El cáncer primario de hígado y los virus de la hepatitis B y C.
  • Los linfomas y el virus de Epstein-Barr.
  • Leucemia de células T en adultos y el virus de la leucemia de células T humanas.
  • El VPH también puede conducir a cáncer de orofaringe y los cánceres de piel no melanoma en algunas personas.

Habrá personas con cáncer de hígado primario y con leucemia de células T que no estén relacionadas con el virus. Pero la infección aumenta el riesgo de contraer ese cáncer en particular. Con el cáncer de cuello uterino es diferente, los científicos ahora creen que toda mujer con cáncer invasivo del cuello uterino, ha tenido de antemano una infección por VPH.

Muchas personas pueden estar infectadas con un virus que causa cáncer, y nunca desarrollan dicho cáncer. El virus sólo causa cáncer en ciertas situaciones. Muchas mujeres tienen una infección por VPH de alto riesgo, pero nunca desarrollan cáncer de cuello uterino.

Otro ejemplo es el virus de Epstein-Barr (VEB). Estos son algunos datos sobre el VEB:

  • Es muy común, la mayoría de las personas están infectadas con VEB.
  • Las personas que lo contraen en una etapa tardía de la vida y experimentan fiebre glandular, tienen un mayor riesgo de linfoma.
  • En África subsahariana, la infección por VEB y repetidos ataques de malaria, puede causar un cáncer llamado linfoma de Burkitt en niños.
  • En China, la infección por VEB (junto con otros factores desconocidos) causa el cáncer nasofaríngeo.
  • En las personas con SIDA y pacientes con trasplante, el VEB puede causar linfoma.
  • Aproximadamente 4 de cada 10 casos de linfoma de Hodgkin (40%) y una cuarta parte de los casos (25%) de linfoma de Burkitt (un tipo raro de linfoma no Hodgkin) parecen estar relacionados con la infección por VEB.

Infección bacteriana

Las infecciones bacterianas no se han considerado como agentes causantes de cáncer en el pasado. Pero los estudios han demostrado que las personas que tienen una infección de estómago por helicobacter pylori (H. pylori) desarrollan una inflamación de la mucosa del estómago, lo que aumenta el riesgo de cáncer de estómago. La infección por Helicobacter pylori se puede tratar con una combinación de antibióticos.

La investigación también está estudiando si las sustancias producidas por ciertos tipos de bacterias en el sistema digestivo pueden aumentar el riesgo de cáncer de colon o los linfomas de estómago. Algunos investigadores creen que las bacterias particulares pueden producir sustancias que causan cáncer en algunas personas. Pero la investigación de este asunto está en una etapa temprana.

Si las bacterias juegan un papel en la causa de cáncer, esto podría ser importante en la prevención del cáncer. Las infecciones bacterianas a menudo se pueden curar con antibióticos, así que deshacerse de la infección podría ser una manera de reducir el riesgo de estos tipos de cáncer.