Causas de bajada de tensión

Para saber si tienes la presión arterial alta o baja, necesitas saber cuál es el nivel de presión arterial saludable. La presión arterial óptima es menor de 120/80 mm Hg (presión sistólica de 120 y presión diastólica menor de 80). Dentro de ciertos límites, contra más baja sea tu presión arterial, mejor. No hay un número específico en el cual la presión arterial en el día a día se considera demasiado baja, siempre y cuando no se presenten síntomas de problemas.

Causas de bajada de tensión

Siempre y cuando no experimentes signos y síntomas de presión arterial baja, no hay motivos para preocuparse. La mayoría de los médicos que hay peligro con una presión arterial baja crónica si el paciente:

  • Experimenta mareos.
  • Se desmaya (síncope).
  • Presenta deshidratación o tiene mucha sed (inusual).
  • No se puede concentrar.
  • Tiene visión borrosa.
  • Presenta náuseas.
  • Tiene la piel fría, húmeda y pálida.
  • Presenta una respiración rápida y superficial.
  • Se encuentra fatigado.
  • Presenta síntomas de depresión.

La presión arterial baja puede ocurrir con:

  • Reposo en cama prolongado.
  • Embarazo. Durante las primeras 24 semanas de embarazo, es común que la presión arterial baje.
  • Disminución en el volumen de sangre. Una disminución en el volumen de sangre también puede causar una bajada de la presión arterial. Una pérdida significativa de sangre por un traumatismo mayor, deshidratación o hemorragia interna severa reduce el volumen de sangre, lo que lleva a una severa caída en la presión arterial.
  • Ciertos medicamentos. Un número de medicamentos puede causar una bajada de la presión arterial, incluyendo los diuréticos y otros medicamentos que tratan la hipertensión; medicamentos para el corazón como los bloqueadores beta; medicamentos para la enfermedad de Parkinson; antidepresivos tricíclicos; medicamentos para la disfunción eréctil, especialmente en combinación con la nitroglicerina; narcóticos y alcohol. Otros medicamentos con y sin receta médica pueden causar presión arterial baja cuando se toman en combinación con medicamentos para la hipertensión.
  • Problemas cardíacos. Entre las condiciones del corazón que pueden conducir a una presión arterial baja son un ritmo cardíaco anormalmente baja (bradicardia), problemas con las válvulas del corazón, ataque cardíaco e insuficiencia cardíaca. Tu corazón puede no ser capaz de hacer circular suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo.
  • Problemas endocrinos. Estos problemas incluyen complicaciones con las glándulas productoras de hormonas en el sistema endocrino del cuerpo; específicamente, una tiroides poco activa (hipotiroidismo), enfermedad paratiroidea, insuficiencia suprarrenal (enfermedad de Addison), bajo nivel de azúcar en la sangre y, en algunos casos, la diabetes.
  • Infecciones graves (shock séptico). El shock séptico puede ocurrir cuando las bacterias dejan el sitio original de la infección (con mayor frecuencia en los pulmones, el abdomen o las vías urinarias) y entran en el torrente sanguíneo. Las bacterias luego producen toxinas que afectan los vasos sanguíneos, dando lugar a un descenso profundo y potencialmente mortal de la presión arterial.
  • Reacción alérgica (anafilaxia). El choque anafiláctico es una reacción alérgica a veces mortal que puede ocurrir en las personas que son altamente sensibles a los medicamentos como la penicilina, a ciertos alimentos como los cacahuetes, o a las picaduras de abeja o avispa. Este tipo de choque se caracteriza por problemas respiratorios, urticaria, picazón, inflamación de la garganta y una repentina y dramática caída en la presión arterial.
  • Hipotensión mediada neuralmente. A diferencia de la hipotensión ortostática, este trastorno hace que la presión arterial baje después de estar quieto durante mucho tiempo, dando lugar a síntomas como mareos, náuseas y desmayos. Esta condición afecta principalmente a los jóvenes y se debe a una falta de comunicación entre el corazón y el cerebro.
  • Deficiencias nutricionales. La falta de las vitaminas esenciales B-12 y ácido fólico puede causar anemia, que a su vez puede conducir a la presión arterial baja.
Por qué baja la tensión

La presión arterial muy baja puede tener causas subyacentes que pueden:

  • Ser un indicio de trastornos graves del corazón, trastornos endocrinos o trastornos neurológicos.
  • Privar al cerebro y otros órganos vitales de oxígeno y nutrientes, conduciendo en última instancia a un shock, que puede ser mortal.

¿Qué pasa si me doy cuenta de una caída repentina de la presión arterial?

Una sola lectura por debajo de lo normal, no es motivo de alarma si no estás experimentando otros síntomas o problemas. Sin embargo, una caída repentina de la presión arterial, incluso un cambio de tan sólo 20 mm Hg, puede causar mareos o desmayos. A veces una rápida disminución de la presión arterial puede indicar un problema subyacente, tal como:

  • Sangrado incontrolable.
  • Infecciones graves.
  • Reacción alérgica.
  • Hipotensión postural (ortostática). Esto ocurre en algunas personas cuando se ponen de pie desde una posición sentada o en decúbito prono. Su presión arterial cae rápidamente, causando mareos, aturdimiento, visión borrosa y/o incluso desmayos. Las causas pueden incluir deshidratación, reposo prolongado en cama, diabetes, problemas del corazón y el calor excesivo. Los medicamentos como los diuréticos, betabloqueantes, antagonistas del calcio, inhibidores de la ECA, antipsicóticos, antidepresivos y medicamentos para la enfermedad de Parkinson también pueden causar esta condición. En algunos casos, estar sentado durante largos períodos de tiempo con las piernas cruzadas o en cuclillas puede ser la causa.